Numerologia

La numerología, la aritmología, la astrología (compendio de filosofía/mitología, astronomía, matemáticas y medicina) y la geometría formaban parte del conjunto de disciplinas que se estudiaba y desarrollaba en la escuela pitagórica de la antigua Grecia (era de Aries)

La arcana de los números

Los números son principios absolutos aplicados a la aritmética y a la música.     Son magnitudes en estado de reposo en la geometría y de movimiento en la astronomía. A partir de la Monada o Unidad, los números son expresión de una generación por división de aquella. De los números que resultan de su adición discriminada, proporciona lo que se conoce como la arcana de los números. Este sistema ofrece una SIMBOLOGIA relacionada con los arquetipos del mundo de las ideas y desarrolla un conjunto de cálculos sencillos y co-relaciones, cuyos números resultantes corresponden a ciertos significados relacionados según el contexto, con la forma de ser, con ciertos eventos (probables) adscritos al ciclo que pertenecen y su duración. Todo ello permite obtener información bastante relevante de la experiencia vital del individuo.

Los números son principios universales cuya vibración se adhiere a los principios formativos del ser humano y su fuerza actúa en quien los lleve en su nombre (N) y en la fecha de nacimiento (FN). Los Principios de la década que Pitágoras enunció, aquí hasta la eneágona son:

La mónada representa el principio de unidad, lo que es indivisible. Su fuerza actúa en la existencia y la voluntad. Comunica a los nºs. con los se asocia creación, individualización y superación de obstáculos, y se hace efectiva a través de su espíritu emprendedor.

La díada el principio de dualidad. División, multiplicación y distribución. Su fuerza actúa en la imaginación. Es discreción, asociación, pasividad, afinidad. Comunica a los nºs con que se asocia consonancia que se hace efectiva a través de su espíritu de concordia.

La tríada el principio de la naturaleza en funcionamiento. Transmutación y manifestación. Síntesis del intelecto. Principio viviente que reúne en sí lo oculto y manifiesto. Creación, conservación renovación. Concede energía a los nºs con que asocia. Se evidencia el intelecto en quién lleva 3 en N/FN.

La tétrada el principio de la concreción y de la realidad tangible. Es materialización. Fundamento de los números y causa de permanencia. Es conocimiento, opinión y deducción. Afirmación y negación, discusión y solución. Esfuerzo en el trabajo y voluntad del pensamiento del 4 en N/FN.

La péntada principio andrógeno del ser. Consciencia de materialidad y divinidad. Unión de los principios masculino y femenino. Deseo en el trabajo y purificación en el pensamiento. Intuición para penetrar las causas primeras y las razones últimas. Impulso de buscar y hallar del 5 en N/FN.

La héxada el principio del movimiento y el reposo. Vicio y virtud. Perfección, verdad y armonía. Actuación del verbo en cada ser. Concordia, estabilidad y adaptación. Discernimiento de pensamiento y ornamento en su mano de obra. Abre el entendimiento de percibir lo visible/invisible.

La héptada el principio del espacio-tiempo. Es veneración, oportunidad, integridad, causalidad, voz y congregación. Ascendencia del mundo espiritual sobre la materia. Síntesis de pensamiento y congruencia en la mano de obra. Honor y deshonor, poder magnético e inteligencia.

La óctada el principio de evolución e involución, de luz y oscuridad. Símbolo del alma en su doble aspecto humano y divino. Es justicia, reparto, el derecho y el deber, la iluminación del conocimiento y la evidencia de lo que es verdadero. Rigor, moderación, equidad y ecuanimidad. Exaltación en el pensamiento y proyecto en la mano de obra en quién lleve 8 en N/FN.

La eneágona el principio del bien y el mal. Es el océano donde se mueven los números, el horizonte que circunda las cosas. La eneágona no tiene competencia ni puede ser igualada. Es tres veces perfecta. Un acto de amor sin esperar gratificación Es sabiduría absoluta, prudencia, discreción y caridad. Es la comunión del pensador, con su pensamiento y la cosa pensada, y el servicio en la mano de obra. Otorga ciencia para hacer descubrimientos, orden para llevarlos a cabo, cautela al servirse de ellos y razón para convertirlos en realidad a quien lleve 9 en N y FN.

La vibración del número

Los sonidos están determinados por principios matemáticos. Todo cuerpo vibra y según el número de oscilaciones por segundo (o frecuencia) se manifiesta y emite un sonido, el sonido que produce al vibrar. Los cuerpos tienen la propiedad de generar y reproducir frecuencias que armonizan con su propio sistema vibratorio. Todo cuerpo es sensible a las vibraciones sonoras y cada uno posee una frecuencia propia. El sonido no siempre es audible, pero eso no impide que los ultrasonidos y los infrasonidos afecten al ordenamiento molecular y a la cohesión orgánica de la materia. La música es una expresión de sonidos que suele cambiar los estados anímicos de quién la escucha.

Música geométrica es la teoria que explica la generación de los intervalos y de los nodos a partir de la relación existente entre las distancias armónicas de las notas musicales y los planetas de nuestro sistema solar (do-re: distancia Tierra-Luna; re-mi: distancia Luna-Venus; mi-fa: distancia Venus-Mercurio, etc). Según esta teoría todo el sistema solar es una cuerda vibrante, produciendo cada planeta la nota que corresponde a su distancia al Sol ligada a la frecuencia en que se traslada alrededor de él. El conjunto de notas que emiten los planetas al girar alrededor del Sol forman una gama de sonidos que Pitágoras denominó música de las esferas. Considerados los sonidos que forman esta música como fuerzas activas que animan los procesos que sostienen la vida en cada mundo, resonancia sería el hálito viviente que forma lo que somos, y el número de vibraciones al que cada cuerpo vibra se constituiría en función de su esencia original y potencia (la flauta no suena por casualidad sino por resonancia). El número es vibración y la vibración es número, el número de la frecuencia en que vibra. Los números son los principios universales de los designios, las funciones y los procesos del mundo.

* Toda vibración activa un proceso

* Todo proceso cumple una función

* Toda función tiende a un designio.

Si al principio (de la creación) fue el verbo (logos), seguramente y en virtud de la resonancia universal (ley) ya tenia la propiedad de despertar lo que estaría latente en las criaturas que habían de ser creadas. Esto es, al emitir ciertos sonidos podía poner en solfa o vibración, por simpatía (resonancia), los poderes ocultos que yacían en el subconsciente de lo que se estaba creando. Esta es la magia de la palabra por la cual todas las cosas fueron creadas. Hablar es crear. Cada palabra ha de ser lanzada por el pensamiento porque logos es pensamiento y palabra. El objeto de la oración como pronunciación de palabras que surgen del corazón es producir a través de la ondulación del tono un efecto sobre el propio organismo y de los demás, pues la palabra produce su efecto vibratorio sobre quien lo emite antes de ser lanzada al universo. Y es que el poder magnético de la palabra (del lenguaje) es el origen de toda manifestación en el mundo oculto.

El sonido fundamental de la voz humana es el representado por la letra A y por ser la primera del alfabeto le corresponde vibración 1. Cada letra interpreta principios actuantes, moldes que forman imágenes y fuerzas inteligentes que animan estas imágenes según el molde en que son formadas. Cada letra es una fuerza y de su combinación nacen fuerzas que engendran un fin diferente. Las letras son signos que interpretan este lenguaje y no tiene más objetivo que representar los misterios que la palabra hablada traduce en sonidos. Primero fue el sonido y solo después llegó el signo y el número asignado. Las letras del alfabeto declaran y descifran el sentido de los signos y el de los misterios vinculados. Si las vocales son el alma del lenguaje, el molde donde se vacían los elementos materiales del sonido, las consonantes son el cuerpo del lenguaje. La vocal es el pensamiento, una idea que deviene fuerza activa para cristalizarse en el mundo físico. La consonante es el cuerpo o mundo físico donde se manifiesta pensamiento y verbo.

La eneágona (y década) es un sistema filosófico-aritmético especialmente cargado de significado para los nueve primeros números naturales, ya que el resto de ellos se pueden reducir a aquellos. Los números que usa la numerología provienen sobretodo del nombre de pila y completo (con apellidos) y de la fecha completa de nacimiento.

Si pronunciar una palabra es evocar un pensamiento y hacerlo presente, pronunciar un nombre es evocar al nominado. Cada nombre contiene un misterio y un atributo. Pronunciar un nombre es otorgar el poder de su vibración a quién lo lleve. Indica habilidad y capacidad de expresar la vibración numérica del nombre. Dar un nombre a un ser no lo define pero le entrega, por emisión de palabra, sus potenciales ocultos. Reduciendo el valor numérico de cada una de las letras del alfabeto catalán y castellano a uno de los 9 primeros dígitos se tiene:

A      B      C     CH/Ç    D     E       F      G       H

I       J       K      L       LL     M      N    Ñ/NY    O

P      Q      R       S       T      U      V      W       X

Y      Z

1      2      3       4       5       6      7      8       9

Curiositats numèriques

¿Quin nombre sumat a si mateix equival a la dècima part del seu quadrat?   Solució:  x + x = 1/10 x2;  2x = 1/10 x2; dividint tota la igualtat per x s’obté  2 = 1/10 x; multiplicant tota la igualtat per deu es te:  2·10 = x; x = 20. Si soc x i em sumo a mi mateix perquè m´interioritzo, i a continuació em multiplico per 10 (deu te la mateixa vibració que Déu) m´el.levo al quadrat de mi mateix. Com soc u o més gran que 1 de mi mateix només puc créixer i mai decréixer, entrar en elevació, ingressar en processos que segueixen un creixement potencial/exponencial.

És curiós que les conjuncions de Júpiter i Saturn, els més grans i allunyats planetes d’aquell moment (Kepler) es produïssin exactament cada 20 anys sense excepció, com tampoc és casualitat que sigui la única parella de planetes que en calcular la mitja aritmètica dels seus períodes valor arrodonits a nombres sencers) dóni com a resultat 20 també. Veiem-ho: Si el període de translació de Júpiter al voltant del Sol és de 12 anys i el període de translació de Saturn és de 28 anys, el període mig de trobar-se és de (12 + 28) / 2 = 40 / 2 = 20 anys. Tampoc és casual que aquestes conjuncions es produeixin durant 10 vegades seguides en un mateix element, és a dir en signes del Zodíac situats a 120º uns dels altres i no d’una altra manera. Tot això intrigava molt a Kepler, el pare de la ciència actual el qual i potser per fer ressaltar aquesta efemèride a futures generacions, va refer el calendari que el papa Gregori VI li va ordenar revisar i si calia modificar, i això va fer possible que aquests períodes de 200 anys coincidissin en l´inici i finals de mil·lenni.

Si 19 anys per la dona i 21 anys per l’home sol ser el període que necessiten per completar el seu desenvolupament físic i psíquic vol dir: Jove = (19+21)/2 = 20 anys. A més dels meus 20 dits, que no puc obviar, és perque sí que el nombre mínim d’aminoàcids diferents i tots combinats formin la prou varietat de proteïnes que avalen el bon funcionament d’una cèl·lula sigui 20.  I perquè són precisament 20 aminoàcids el mínim necessari (el que tria la natura i evolució) per produir la major diversitat proteica per a que una cèl·lula pugui sobreviure i dividir-se conservant la informació genètica?. Perquè amb 10 no es podria formar prou diversitat per a que sobrevisqui la cèl·lula i més de 20 li suposaria gastar més energia de la que pot produir per “gestionar” els aminoàcids de més amb la diversitat disponible.

És casual que els diàmetres aparentment iguals del Sol i la Lluna (en un eclipsi total de sol) en relació a les longituds de Sol i Lluna respecte a la Terra és  202 ? Això significa que la distancia mitja del Sol a la terra (140 · 106 Km) és 400 vegades més gran que la distancia mitja de la lluna a la terra (350.000 Km), en una proporció de 202 Això no és casual, com tampoc ho és un eclipsi de Sol total.   I no és curiós que el temps o periode de revolució del moviment de precessió  de la Terra sigui el mateix que inverteix la llum en viatjar des del centre de la Via lactea (la nostra galaxia) afins a la Terra i al nostre Sol?

Tan curiós com el fet de que si el.levem tots els subíndex del terme genèric de la sèrie de Fibonnacci a supraíndex s’obté (nomenclatura semblant) una equació de 2ón grau en que si la variable és la proporció aúrea determina el valor del nombre d´or o divina proporció O   o O = a/b = (a+b)/a). Veiem-ho, si  la sèrie és

an+2 = an+1+ an fent     n = 0 es te  a2 = a1 +  a0. El.levant subíndex a superíndex s’obté a 2 = a 1 + a 0 i ara, substituint a per O (proporció aurea) es te  O2 = O+ 1 (*), equació de 2ón. grau en O la solució de la qual coincideix amb el límit (a l’infinit) de la raó entre dos termes consecutius de la sèrie de Fibonacci. Veiem-ho:  Si la sèrie és genera sumant els dos anteriors termes consecutius vol dir que el tercer terme s’obté de  1 + 1 = 2, el  quart de 1+2 =3 i el cinquè  2+3 = 5. Per tant la sèrie es genera fent així:  1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, 233, 377,… això vol dir que 233/144 està més aprop de O = (1+ V5)/2 (sol. de l’equació) que 144/89, i 377/233 encara ho està  més (desviació inferior del 1%o.). De l’equació de 2ón. grau (*) obtenim una de les solucions, com la de O = 1,6180339, i de la sèrie, la raó 377/233 = 1,61800257.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: